Borrado de Ojeras con Ácido Hialurónico
abril 2, 2019

Estrés y Envejecimiento



Estrés y envejecimiento

¿Sabías que el estrés puede desencadenar un proceso de envejecimiento fisiológico? Además de la respuesta emocional al stress (ira, ansiedad, pena), se pueden desencadenar otros procesos que afectan al cuerpo de diferentes maneras.
No se trata sólo de un tema estético. El envejecimiento asociado al estrés viene de la mano con oxidación celular que disminuye tu sistema inmune.
¿Cuáles son los efectos del estrés a nivel físico?
Caída del cabello y canas. Si bien, la caída del cabello por estrés suele ser temporal y desigual, sí puede afectar el color del cabello. Es poco probable que acelere la calvicie forma permanente. Sin embargo, sí afecta permanentemente al color de tu cabello, al obstaculizar o detener la producción de melanocitos en los folículos pilosos. Esto significa que el cabello ya no produce pigmento y por lo tanto, se vuelve gris (o blanco, si se pierde todo el pigmento).
Deshidratación: Dependiendo de la reacción de su cuerpo al aumento de la producción de cortisol, también puede terminar causando una piel demasiado seca. El cortisol puede obstaculizar la elasticidad de la piel y la retención de agua, deshidratando así tu dermis.
El estrés puede alterar tu sueño, dañar la vista, hacer fruncir más el ceño. Desgaste adicional que puede acelerar los signos del envejecimiento que deberían tardar otros 5 años en aparecer, patas de gallo, líneas finas en la frente, manchas en la piel y círculos oscuros debajo de los ojos.

¿Qué hacer para evitar esto?


La única forma de evitar esta situación, es tomando acciones que eviten el estrés:
Cuida tu sueño: Si durante este período te has desordenado en los horarios intenta volver a ellos. Levantándote a la misma hora que si fueras a trabajar y acostándote temprano. Debes procurar un sueño mínimo de 7 horas.
Cuida tu alimentación: Una alimentación pobre o saturada de grasas y azúcares no sólo fomenta la acción de radicales libres, que dañan las células. Además son estimulantes que aumentan los signos del estrés. Recuerda hidratarte tomando al menos 8 vasos de agua.
Ordena tu rutina: Ya sea si haces tele trabajo o estás a cargo de tu hogar, intenta hacer una rutina con actividades, de manera de tener más certeza sobre tu mundo y por lo tanto mayor tranquilidad.
Intenta moverte: Una rutina de 15 a 20 minutos diarios de actividad física, aumentará tus niveles de serotonina y te hará sentirte más relajada. Puede ser bailar 4 canciones o hacer una rutina de youtube.
Haz pausas: Evita sobre informarte. Haz pausas saludables donde tu mente pueda descansar de la contingencia. Si puedes meditar hazlo, de lo contrario, unos minutos de respiración pausada y pensamientos positivos es suficiente.
Socializa: Mantén el contacto con familiares y amigos.
Date un tiempo para tu belleza. A veces un masaje capilar, otras exfoliar tu rostro. Además de los nutrientes que recibes, es una manera de quererte y mejorar tu ánimo frente a la adversidad.

Comments are closed.